Independiente se encuentra varado en Brasil y el partido con Bahía corre peligro.

El Rojo arribó alrededor de las 19:30 del lunes y presentó toda la documentación requerida, pero no puede moverse del lugar ya que los integrantes que ya tuvieron covid y se recuperaron, continúan arrojando “detectable” en los PCR.

Si bien la CONMEBOL estaba al tanto de esta situación y dio el visto bueno para el viaje, las autoridades sanitarias no autorizan el ingreso al país.

La delegación se encuentra con un gran malestar por lo sucedido y sin comer ni beber nada hace varias horas.

En diálogo con Radio la Red, Héctor Maldonado declaró: “Es una situación difícil y complicada. Me acaban de comunicar de la CONMEBOL que si no se resuelve se suspende el partido”.