Juan Manuel Insaurralde habló con los medios presentes al llegar al hotel, luego de la odisea en Brasil y destacó los malos tratos sufridos en el aeropuerto: “Comimos gracias a nuestros compañeros que nos trajeron viandas”.

“Fue una odisea”, comenzó el Chaco para contar su experiencia vivida en Brasil. Luego, destacó: “Primero y principal, quiero felicitar a los muchachos que hicieron un esfuerzo enorme. Estoy muy orgulloso de mis compañeros y el esfuerzo que hicieron para sobreponerse a la adversidad”.

A continuación, dio detalles de lo sucedido en el aeropuerto: “Dormimos en el piso. Había cuatro colchoneta nada más y el resto terminaron durmiendo en el piso. Nosotros fuimos a jugar un partido de fútbol”.

Ante las opiniones públicas sobre la responsabilidad del club, el ex Newell’s explicó: “Nosotros, Independiente, hicimos todo lo que correspondía antes de viajar. Cuando llegamos a la Argentina dimos todos negativo, no teníamos antígenos, nada. No encontramos explicación del maltrato que sufrimos. Estuvimos casi 24 horas durmiendo en piso”.

En segundo plano, quedó el encuentro que el Rojo terminó igualando 2-2, a lo que resaltó: “Estábamos en desventaja deportiva desde donde se lo ve. Por eso el descargo ahora, esto no tiene que volver a pasar. Nos trataron como si fuera otra cosa”.

Por último, Insaurralde no quiso dar detalles de la situación vivida junto Arregui, donde fueron demorados: “Nos increparon, nos hablaron de mala manera. No voy a entrar en detalles, pero fue contante el maltrato. Comimos gracias a nuestros compañeros que nos acercaron las viandas para comer ahí”.