Por la sexta fecha de la Copa de la Liga, Independiente visitó a Vélez en el “José Amalfitani” y en el duelo por la punta, los tres puntos quedaron en Liniers .

Con los mismos once que vencieron a Sarmiento, el Rojo salió al campo de juego. En el comienzo, le cedió la iniciativa al local que manejaba pero no era claro. A los 9 minutos se produjo la primera llegada de peligro de Independiente; Silvio Romero la recuperó, espero a Bustos que encaró por su banda y sacó un centro al ras que llegó a rozar Hoyos para mandarla al córner. El elenco de Falcioni le cerraba los espacios al local y sus futbolistas generadores de juego no tenían contacto con la pelota. A los 16 llegó la segunda jugada de peligro y con ella las emociones del encuentro, Palacios encaró y remató cerca del palo. A los 23, Palacios tuvo otra chance pero un milagro salvó el arco velezano. El primer tiempo tuvo varias imprecisiones en los pases y todo se hizo más lento, los mediocampistas rojos se entretenían demasiado con el balón y eso retrasaba las jugadas. A los 33 minutos, Lucas González vio la única amarilla de la etapa inicial. En tiempo cumplido, el línea cobro una falta inexistente en favor de Vélez pero la jugada quedó diluida por una falta contra Franco. Así se fueron los primeros 45 minutos de los que se esperaba más, se jugó a lo que quería Falcioni, defender , salir rápido y generar las mejores situaciones, solo le falto el gol.

Los últimos 45 minutos empezaron sin cambios para ambos equipos, a los 4 minutos luego de un buen pase de Silvio Romero, Bustos no llegó y la chance se diluyó en un córner a favor. Un complemento muy cortado con ambos equipos en busca del gol pero sin demasiada claridad a la hora de definir. A los 21, el que vio la segunda amarilla del encuentro fue Lucas Rodríguez tras cortar una contra de Vélez. Se apagaron Menéndez y Palacios y el Capitán no tuvo tanto contacto con la pelota, mermo también el rendimiento de Gónzalez y Romero en el medio, Vélez manejaba el juego y atacaba por todo el frente, rondando los 30, Menéndez tuvo el remate pero paso muy cerca; eso llevó a que el “Emperador” moviera las fichas y a los 29 el que se retiró fue “Saltita” para que ingresara Domingo Blanco y un minuto más tarde el Rojo sumó su tercer amonestado: Lucas Romero.

Faltando 12 minutos para el final, la “Joya” saltó al campo de juego tras un largo tiempo fuera de las canchas, en su lugar salió Palacios de aceptable partido. A los 28 en Vélez fue amonestado Brizuela y posteriormente Pellegrino metió dos cambios: Tarragona y Mancuello por Luca Orellano y Thiago Almada. De tiro libre y a cinco minutos del final, luego que Velasco diera mal la pelota e Insaurralde cortara con fau, Vélez se puso en ventaja gracias a Abraham.

Independiente se despertó luego del gol de Vélez y empezó a atacar; primero Menéndez y luego Franco que le erró al arco en un cabezazo. Se diluía el partido, el Rojo que mereció algo más, no supo como doblegar a un Vélez que manejo la pelota pero no generó demasiadas chances. Ingreso Andrés Roa por Lucas Romero a los 43 minutos pero no pudo hacer demasiado. En el último minuto, un remate de Blanco dio en el palo, luego el rebote lo agarró Menéndez pero la pelota se fue cerca.

Eran tres puntos importantes para mirar a todos en la soledad de la punta pero no alcanzó. Independiente se quedó y lo pago caro, está noche no se jugó como para ganar la punta de la zona, no aprovechó las chances que tuvo en un partido que fue parejo y el que hacía el gol, se quedaba con los tres puntos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí