Independiente cayó 1-0 como visitante en un partido chato, sin sobre saltos, hasta el final que Vigliano cobró un penal inexistente que solo él vio.

Durante el primer tiempo, el dueño de casa empujaba e insinuaba pero muy impreciso y a puro centro. Mientras tanto el “Rey de copas” buscaba la pelota pero sin éxito. Aunque la más clara fue para la visita con un gran pase de Silvio Romero, dejando a Menendez mano a mano con Arias que el jugador Rojo desperdició.

El segundo tiempo fue totalmente desparejo. No porque Racing sea muy superior, sino porque Independiente no atacó; no piso el área rival. Recién tuvo la única situación a los 37 minutos con un disparo de Arregui por arriba del travesaño. Después fue todo del equipo de Pizzi.

Si bien el equipo de Falcioni (Hoy dirigido por Piccoli) jugó una mala segunda mitad. El partido lo gana la “Academia” con un penal inventado por Vigliano, donde Maggi encara y se choca contra el defensor de Independiente, para que Copetti convierta el único tanto del clásico.