Lucas Romero dialogó con los colegas de Agenda Fox y se refirió a su presente y la influencia que tuvo la salida de Beccacece en él, ya que fue el DT que lo pidió.

“Desde que llegó Fernando, lo que trató de hacer es tranquilizarnos un poco. Veníamos de una situación bastante difícil. Nadie quiere que se vaya un entrenador, teníamos un cariño muy especial por Sebastián. Es un gran entrenador, más allá de los resultados que no se nos dieron. Somos todos responsables de que lo pasó”, asumió el mediocampista en el comienzo, y siguió: “Fernando puso paños fríos en el momento, nos dejó jugar un poco más y recién ahora puede trabajar un poco más su idea”.

Luego, expuso: “La salida de Beccacece fue una situación extraña, difícil para mí. Lo afronté con tranquilidad. Trato de trabajar día a día y tratar de ganarme mi lugar, esté quiene esté. Sé que no estoy rindiendo al 100% pero estoy trabajando para alcanzar mi plenitud. Me pasaron muchas cosas en lo futbolístico y en lo personal, fui papá hace poco entonces estoy tratando de acomodar algunas cosas y adaptarme de nuevo al país”.

Por otro lado, en cuanto a la decisión de dejar Cruzeiro para jugar en el Rojo, exclamó: “Estaba bien en Brasil pero Independiente me sedujo mucho”.