El partido de ayer frente a Lanús trajo una nueva mala noticia para Independiente además de la derrota y es que Andrés Roa se desgarró y será baja por lo menos por tres semanas.

En una desafortunada jugada al final del primer tiempo, el jugador colombiano de Independiente se exigió para llegar a rematar y termino el movimiento tomándose la pierna derecha.  A partir de ese momento, no dejó de manifestar gestos de dolor y en el entretiempo fue sustituido por Gastón Togni.

Esta mañana, los estudios médicos arrojaron que el parcero sufrió un desgarro de 11 mm en el bíceps crural derecho. Esto significa principalmente que Roa tiene para, por lo menos, 21 días afuera de las canchas.

Esto da lugar a una nueva duda para Julio Falcioni. El entrenador  tendrá que decidir cómo reemplazar al oriundo de Sabanalarga, que se había ganado la titularidad luego de algunos partidos.

¿Qué opciones hay? A simple vista, se podría buscar un reemplazante que cumpla la misma función que venía cumpliendo Roa. Un extremo que vaya por el costado, con desborde y algo de retroceso. Los reemplazantes naturales podrían ser Brian Martínez o Gastón Togni, en su caso ubicándose en el sector izquierdo.

También aparecen en carpeta los juveniles que piden pista, cómo Rodrigo Márquez, Tomás Pozzo y Juan Zarza, que a pesar de no ser extremos natos, pueden hacer ese trabajo.

Una de las opciones más viables aparentemente es aprovechar la vuelta de Lucas González de su lesión y modificar el esquema. Saltita venía teniendo un gran desempeño y es candidato a volver a ingresar al equipo, pero esto haría que Independiente pase a tener muchos volantes de características similares y cada vez menos desborde.

Por último, una posibilidad que difícilmente considere Falcioni es la de volver a formar con una línea de 5 defensores. Joaquín Laso ya está habilitado para jugar y podría integrar esta defensa de tres centrales junto a Barreto e Isaurralde. Pero aparentemente esta opción es la menos probable.