Nicolás Domingo habló este martes en conferencia de prensa y comentó sus sensaciones en esta última etapa del año.

Para comenzar, el volante central hizo un análisis de la actualidad del equipo en la Superliga: “Obviamente que en los puntos nos vemos lejos pero estamos en una posición expectante, lo que sí no tenemos margen de error. Venimos trabajando bien y nuestra mentalidad es ir a Mar del Plata a ganar para seguir prendidos en el torneo”.

En cuanto al entrenador, aclaró: “Con Berón estamos bien, hemos logrado acomodarnos y si sigue él, seguiremos trabajando con el mismo compromiso y dedicación”.

“Hemos ido creciendo en los últimos partidos, sacamos 7 puntos de 9, nos prendimos en el torneo. Cuando llegó Berón apuntalamos la confianza, darle libertades a los jugadores a la hora de atacar. Él conoce mucho el club, a los chicos de inferiores, ya ha pasado por esto. El también está ante una linda oportunidad de poder seguir el año que viene con nosotros”.

Sobre el próximo encuentro, comentó: “Tenemos que volver a ganar frente a Aldosivi, la idea es terminar en los primeros puestos y los que estemos en enero asumir el compromiso de intentar pelear la liga”.

En esa línea, el mediocampista agregó: “A Independiente lo daban por perdido hace un par de fechas pero empezamos a ganar, sumamos puntos, mejoramos el rendimiento y ahora estamos expectantes. No estamos para mirar mucho más lejos”

“Me está tocando volver a jugar, lógicamente estoy contento. Disfruto el día a día con el compromiso de siempre, no pasé buenos meses porque no venía jugando seguido”, confesó, en el plano personal.

“Es difícil sostener un equipo en nuestro país. En el 2018 nos fue bien. Ganamos la Suruga en Japón, hicimos una gran Copa Libertadores. Este año si que no nos fue bien, nos quedamos en el debe, ojalá el 2020 sea mejor”.

“Voy a ser un agradecido eterno al hincha y al club por el cariño que me demuestran. Soy feliz jugando en Independiente”, cerró.