Miguel Ángel Santoro habló en Muy Independiente Radio y contó cómo vive la cuarentena en España, a donde viajó en los primeros días de marzo.

“Estoy en Alicante, sin salir a la calle. Los primeros días de Marzo viajé para acá. En España hay una peña con mi nombre y vine a visitarlos. Sinceramente me sorprendió la pandemia que se vino. A partir de ahí quedé complicado en casa y sin poder moverme”, comentó Pepé en el comienzo, y sumó: “Disfruto de estar con mi señora y con mi nieto acá. Tenemos varias actividades para que esto pase rápido. El control acá es muy estricto, la policía camina por las calles, te para y te cobran multa. Al menos me acompañó mi mujer y realmente la paso bárbaro”.

Luego, se refirió al cariño que le tienen allá: “El equipo que jugamos nosotros hizo historia en el Hércules. Había muchos argentinos y sudamericanos. Tuvimos la mejor época del club, sacamos muy buenos resultados”

Además, expresó: “Permanentemente me comunico con la gente de Independiente, mucha gente me llamó para ver como estaba. Realmente me siento respaldado”.

Recordando el homenaje a Diego Maradona en el Libertadores de América y la ovación de la gente ante su ingreso, Santoro declaró: “El jugador de fútbol que pisa una cancha se siente distinto, te agarra una alegría inmensa. Es su sitio. Mi nieto quería sacarse una foto con Maradona y lo pude lograr, ese recuerdo será imborrable y no se lo va a olvidar nunca”.

Por otra parte, habló de Emiliano Martínez, arquero surgido de las inferiores de Independiente y que actualmente viste la camiseta del Arsenal de Inglaterra: “Dibu Martínez tenía un gran físico y unas condiciones enormes. Vino de Mar del Plata con mucha ilusión y por suerte lo vieron dirigentes de Europa y se lo llevaron. Independiente recibió mucho dinero por ese futbolista. Yo le tenía mucha fe”.

En esta misma linea, en relación a Oscar Ustari, otro futbolista que fue formado por él, Pepé soltó: “Me encantaría que Ustari vuelva al Rojo. No lo pudimos disfrutar mucho, no sé en qué condiciones futbolísticas está ahora. Pero creo que sería una buena incorporación. La venta de Ustari en su momento fue récord. Andaba un fenómeno cuando empezó, me llenaba de orgullo”, y sumó: “Si Ustari no se lesionaba cuando peleaba el puesto con Romero, quizás se quedaba con el puesto de la Selección y no lo sacaba nadie. Atajaba muy bien y yo le daría una posibilidad si es que el Rojo lo necesita”.

Ya para finalizar, manifestó: “Los hinchas de Independiente forman parte de mi vida diaria, el cariño que me brindan es inmenso”.