Luego de las fuertes declaraciones del ex Banfield contra Ariel Holan en Radio Continental, desde la dirigencia tomaron la decisión de no contar más con sus servicios.

Cuando todo hacía parecer que Independiente viviría un verano tranquilo, tras ganar la Copa Sudamericana, los grises nubarrones de tormenta no paran de ceñirse sobre un cielo que esperaba ser completamente soleado.

Primero fue el ida y vuelta de Ariel Holan, con final feliz, pero luego llegó la venta de Nicolás Tagliafico y ahora las complicadas situaciones de Ezequiel Barco y Walter Erviti.

El juvenil quiere ser transferido sí o sí ante la llegada de una tentadora oferta desde los Estados Unidos, por lo que se ausentó a los entrenamientos a modo de presión hacia la dirigencia.

Pero quien sí se presentó fue Erviti, al que Holan le comunicó que no será tenido en cuenta. Esto despertó la furia del mediocampista con el entrenador, quien lo había pedido expresamente cuando llegó al club.

Con fuertes declaraciones, el futbolista criticó la decisión de Holan, por lo que los dirigentes decidieron tomar cartas en el asunto y rescindir el contrato de Erviti para no trasladar el malestar al resto del plantel.

De esta forma, Walter Erviti quedará completamente libre de acción en los próximos días, a falta de conocer cómo se le abonarán los seis meses restantes, mientras que Holan tendrá que decidir si va en busca o no de un reemplazo.