Rodrigo Márquez habló en Muy Independiente Radio de su historia en el club, las lesiones que tuvo que atravesar y sus objetivos.

“Estoy en Independiente desde los 10 años, soy de Misiones. Desde muy chico quería venir a vivir a Buenos Aires para jugar en algún club de acá y no me dejaban. Un día, jugando en mi pueblo, me vieron, se contactaron con Pepé Santoro y así llegué a Independiente”, contó el juvenil en el comienzo.

Con respecto al lugar que ocupa en el campo de juego expuso: “Me vine a probar de enganche al club pero faltaba gente por afuera y decidí quedarme de extremo. Me siento cómodo por ambas bandas pero me acostumbré mucho a jugar por izquierda”.

Luego recordó las dos roturas de ligamentos que sufrió: “Tuve mala suerte con las lesiones, son cosas que pasan y yo sé que uno se arriesga a esto. Me operó el mismo médico de ambas roturas”, comentó, y sumó: “Todos los días voy 15 o 20 minutos antes al gimnasio para fortalecer los músculos teniendo en cuenta que soy flaco y por las lesiones que tuve”.

Por otro lado, habló de Ezequiel Barco y Alan Velasco, con quienes compartió tiempo en inferiores y en la pensión: “Compartí dos o tres años con Barco en la pensión, siempre nos ponía feliz todo lo que a él le pasaba y el lugar al que llegó. Sería un sueño jugar con Velasco en primera, siempre hablo con él y me pone contento el presente que tiene”

Con respecto a su presente en la Reserva de Claudio González declaró: “El técnico me pide que busque el uno contra uno. Tenemos un lindo grupo en reserva, nos conocemos bien porque venimos trabajando hace meses juntos”.

También se refirió a su contacto con el plantel profesional: “Con primera me tocó hacer algunos trabajos tácticos, pude hablar con Monzón y la verdad que es lindo escucharlo, tiene lindas historias además de todo lo que ganó”.

En el final, el Chila hizo referencia a la posibilidad de debutar en primera en el corto plazo y lo que significa Independiente en su vida: “No me vuelvo loco por debutar después de todo lo que pasé, quiero prepararme y ponerme bien física y mentalmente para cuando me llegue la oportunidad. Independiente es todo para mí. Es mi familia, mi segunda casa. Siempre voy a estar agradecido por todo lo que me dio y por cómo me recibieron”.