Guillermo Luli Ríos habló en la radio de Muy Independiente, y dejó declaraciones acerca de su paso por el club, el presente de Independiente y de su futuro como dirigente, entre otras.

Al hablar sobre su posible desempeño como técnico, Ríos manifestó: “Tenía ganas de dirigir solo pero todavía no se ha dado. Es difícil entrar en el círculo de los equipos de Buenos Aires. Yo nunca tuve representante y por eso también es difícil, porque los representantes manejan todo“, y remarcó: “Es difícil que te llamen de un club estando en el interior. Hay que estar en Buenos Aires. La pandemia también complicó todo“.

Respecto al presente futbolístico que atraviesa la institución, Luli sostuvo: Sigo a Independiente, me importa muchísimo y está mi amigo Monzón. Me alegra muchísimo que esté trabajando. Nos gustaría trabajar juntos“, y en esta línea, continuó: “Estoy convencido de que Independiente tiene que tener un proceso y que ese proceso termine con un torneo local. Es una lástima que no se haya dado el de este año porque estaban dadas las posibilidades“.

Sobre los refuerzos que podrían llegar al equipo de Avellaneda, Ríos declaró: “Cada partido te deja algo positivo. El cuerpo técnico ya debe tener una idea de lo que puede ser bueno para el proceso y sino, debe tener buen ojo para traer lo que le haga falta al equipo“.

En cuanto al trabajo en inferiores, el ex jugador Rojo afirmó: Creo que Berón ha hecho las cosas bien. Han salido muchísimos chicos y dieron la cara en el momento que Independiente los necesitó“, y prosiguió: “Aparecieron varios chicos pero no sé si todos van a poder seguir en Independiente. El cuerpo técnico deberá decidir quiénes pueden seguir y quiénes no“.

Al recordar su paso por Independiente, el ex defensor declaró: “En mi carrera hubo tres momentos importantísimos en los que pude ganar algo y cada uno tiene algo especial. En el 84 fue mi debut en primera. Era algo nuevo. Teníamos un equipazo. En el 88/89 estaba más consolidado, fui titular casi todo el campeonato. Había un equipo al que no se le tenía confianza e Independiente ganó un campeonato único“. Además, destacó:  “En el 94 también había un equipazo. Marchetta me había relegado seis meses y fue muy especial volver y que se de un torneo local y uno internacional“, y cerró: “Tuve mucha confianza en mí y estaba en mi casa. Varias veces me relegaron pero me terminaba ganando la confianza. Tuve posibilidades de irme pero Independiente era mi casa, por eso me quedé“.

Sobre el final, Luli también opinó sobre la defensa del conjunto de Avellaneda: “Creo que el más marcador de punta es Lucas Rodríguez. A Ortega lo vi poco y Togni no me convence en esa posición“. Y, sobre la posibilidad de que Emanuel Más se sume al equipo comandado por Falcioni, Ríos sentenció: Me gusta. Puede llegar a ser un buen refuerzo para Independiente“.

Finalmente, Guillermo Ríos manifestó su intención de sumarse a Independiente: Mi gran deseo es volver a Independiente. Voy a pelear hasta el final para conseguirlo. En cualquier división. Quiero trabajar para Independiente“.