Julio César Falcioni, que se está recuperando de una infección pulmonar, dialogó en el programa ¿Como Te Va? y tocó, entre muchos otros temas, el de su incertidumbre acerca de su futuro en el club.

En referencia a la infección que no le permitió estar presente en el partido frente a Unión, Julio contó: “Aparentemente está haciendo efecto la medicación que me dieron, ya sin fiebre. Si sigo así, mañana me haré una escapadita al entrenamiento. Veré qué me dice el doctor en cuanto a la posibilidad de viajar“.

Se tocó el tema de los juveniles y el trabajo del Emperador con los jugadores, a lo que este respondió: “Hemos tenido un año muy bueno, por la proyección de juveniles que han subido al plantel profesional y el trabajo en el día a día. Hemos ayudado a re-potenciar a jugadores que luego fueron vendidos, dejando plata”.

“En todos los equipos en los que estuve, sin marketing, promocioné un montón de jugadores jóvenes que luego fueron vendidos y tuvieron nivel de selección. Nunca tuve buena prensa, pero en todos lados promocioné chicos“.

Y agregó: “Tenemos juveniles que juegan bien a la pelota, pero el fútbol profesional es exigente y tienen que aprender de ese posicionamiento y el esfuerzo para ser competitivos. Queremos inculcarle responsabilidad“.

Horas atrás se había hecho oficial la incorporación de Montenegro cómo asesor deportivo, a lo que Julio se refirió diciendo: “Rolfi Montenegro ha estado con nosotros todo el año y tenemos una buena relación. Hoy asume como asesor y deberá tomar decisiones, pero tengo un muy buen diálogo a pesar de que todavía no estaba oficializado”.

El tema árbitros fue otro tópico por el que paso la charla y Falcioni no se quedó callado: “Hemos tenido muchos problemas con el tema arbitral. Contra Sarmiento hubo un puñetazo del defensor para sacar la pelota adentro del área, pero siempre nos perjudicaron con diferentes sanciones. Es parte del juego”.

En cuanto al presente del equipo soltó: “Lo que pretendemos es lo máximo. Esperemos sumar estos partidos para poder pelear entrar en la Copa Libertadores. Tenemos que seguir sumando”.

Se habló también del futuro de Falcioni, pero Julio no dio certezas de nada: “Me gusta hablar del presente, en medio de la competencia no es tiempo de hablar del futuro. El trabajo a lo largo del año no se puede condicionar por clasificar o no a una copa y yo considero que este trabajo es bueno”.

“Tengo tranquilidad por el trabajo realizado. Cuando haya elecciones y se definan las autoridades, decidirán el futuro de Independiente, que me puede incluir o no a mí” añadió.

El año que viene me veo trabajando, pero no puedo saber en dónde” fue la frase que nos dejó Julio César Falcioni, Entrenador de Independiente para cerrar.