El entrenador de Independiente esperó más de media hora de juego para hacer el primer cambio en el encuentro ante el conjunto de Marcelo Gallardo. ¿Fueron tardíos?

El encuentro ante el Millonario fue totalmente distinto en la segunda mitad, a lo que había sido en la primera parte. Independiente no pudo mantener el buen trabajo ni la ventaja que había conseguido en la primera parte.

Sin embargo, Falcioni esperó al minuto 34 para que Gastón Togni ingrese por Alan Velasco, ya con el empate de River. Mientras que el último minuto del descuento, esperando aunque sea rescatar un punto, Andrés Roa dejó su lugar para Gonzalo Asís.

El segundo tiempo pedía que el Emperador meta mano y frene los embates del Millonario moviendo el banco, pero comprendió que lo mejor era esperar. Es habitual que tarde en realizar los cambios, pero esta vez el equipo lo sintió y terminó dejando dos puntos en el Monumental.

A pesar de que el partido le pedía al Emperador otro aire para poder llevarse los tres puntos del Monumental, siguió manteniendo un equipo que pedía un cambio de ritmo y fortalecer el mediocampo para defender la ventaja.

Esta no es la primera vez que Julio tarda tanto en modificar sus piezas dentro del juego. Por lo general, espera hasta el minuto 70 para realizar el primer cambio, más allá de las necesidades del partido.