Nicolás Figal habló en rueda de prensa al arribar a Rosario y palpitó el duelo con Lanús por los cuartos de final de la Copa Argentina.

“Es importante para el club y para nosotros porque podemos clasificar a la Copa Libertadores. Vamos a tratar de desarrollar nuestro juego y estar atentos. Tenemos muchas ganas de pasar. Anímicamente estamos bien, con mucha ilusión”, comenzó el defensor.

Con respecto al juego del equipo, señaló: “Con Argentinos, cuando jugamos en igualdad de condiciones creo que fuimos superiores. Después, con la expulsión de Roa se hizo más complicado. Mañana vamos a tratar de agarrar la pelota y jugar como nosotros sabemos”.

Recordando el encuentro con el Granate por la Superliga, en el que ganaban por 2-0 y terminaron empatando, soltó: “Imagino que será parecido porque es un equipo que juega bien con la pelota, tiene delanteros importantes, volantes rápidos. Es un equipo que viene en alza y nosotros trataremos de sacarle la pelota y jugar. No nos podemos dormir como cuando jugamos en Avellaneda”.

Luego, en cuanto a la exigencia de los hinchas y la influencia a la hora de jugar, afirmó: “El jugador de Independiente tiene que estar acostumbrado a la presión pero a veces, cuando las cosas no salen, es difícil para algunos chicos”.

Además, fue consultado por la importancia que tiene el encuentro con Lanús para el futuro del entrenador: “Nosotros sabemos que mañana es un partido muy importante, el cuerpo técnico sabe que estamos con ellos, los bancamos a muerte. Son situaciones que hay que pasar, tampoco estamos tan mal. Mañana es una gran oportunidad para demostrar, no solo al cuerpo técnico sino a nosotros, regalarlos una semifinal. Tenemos la cabeza en esta copa y es muy importante para nosotros”, sostuvo Figal.

En el cierre, con respecto a lo sucedido con Roa en el choque con el Bicho deslizó: “Él árbitro se puede equivocar, es humano, pero da bronca cuando es reiterado. Igualmente no queremos entrar en ese terreno, hay cosas más importantes como el desarrollo del partido. Nosotros no dudamos de nadie y creemos que el árbitro de mañana es muy bueno”.