En el encuentro entre Vélez e Independiente el Rojo acumuló varias tarjetas amarillas y entre ellas una que preocupa a Julio César Falcioni.

El primero en ver la amarilla fue Fabricio Bustos a los 32 minutos de la etapa inicial; cuatro minutos más tarde, Pablo Echavarría le mostraría la amarilla a Domingo Blanco que camina al límite ya que acumula su cuarta amonestación.

Pero la noticia más alarmante llegaría en tiempo cumplido cuando el árbitro del encuentro decidió amonestar a Juan Manuel Insaurralde por entender que estaba haciendo tiempo.

De está manera, el “Chaco” sumó su quinta amarilla y deberá cumplir una fecha de suspensión que se hará efectiva el próximo Lunes cuando el Rojo reciba a Gimnasia en el Libertadores de América.

Un nuevo problema para el entrenador que deberá rearmar la defensa ante la obligada ausencia del central. En la semana deberá definir quién será su reemplazante.