Independiente no cumplió con las cuotas pactadas, dejó vencer el plazo de prórroga para abonar y finalmente el América de México demandó al club ante la FIFA.

Se cayó el acuerdo por un plan de pago y a fines de septiembre saldrá la inhibición para Independiente. Esta deuda responde a los fichajes de Silvio Romero y Cecilio Domínguez.

Es decir, el Rojo deberá pagar 4.5 millones de dólares en diciembre para poder incorporar jugadores. A esto se le sumarían penalidades e intereses. Bajo esta óptica, el club estará obligado a vender jugadores para suplir todo lo que debe.