Luego del empate con Rosario Central, el plantel de Independiente volvió a trabajar en el predio de Ezeiza, de cara al duelo con Estudiantes de La Plata por la fecha 13 de la Superliga.

Aquellos futbolistas que fueron de la partida el miércoles por la noche, llevaron a cabo tareas regenerativas, mientras que el resto del grupo tuvo un entrenamiento un poco más intenso.

Alan Franco trabajó de manera diferenciada por la distensión que sufrió en el gemelo, mientras que Fernando Amorebieta hizo lo propio a raíz de la sobrecarga de cuadriceps por la que debió retirarse del partido con el “Canalla”.

El viernes por la mañana, el equipo B del “Rojo” tendrá un amistoso con Flandria para no perder el ritmo futbolistico.