El plantel profesional de Independiente volvió a entrenarse en Villa Domínico luego de caer por 1-0 en Quito ante Independiente del Valle y quedar eliminado de la Copa Sudamericana.

La jornada vespertina inició con movimientos físicos intermitentes y continuó con ejercicios defensivos, combinaciones de ataque y trabajos tácticos.

Gastón Togni y Pablo Hernández volvieron a trabajar de manera diferenciada y a ellos se sumó Carlos Benavídez, quien sufrió un desgarro en el aductor menor de la pierna derecha.