Independiente recibirá este jueves desde las 21.30 hs a Universidad Católica de Ecuador, por los octavos de final de la Copa Sudamericana. En Muy Independiente repasamos los últimos choques del equipo comandado por Sebastián Beccacece frente a conjuntos de ese país.

Los antecedentes nos llevan al año 2010, en el Estadio Casa Blanca, en Quito, donde Independiente sufrió una caída por 3 tantos contra 2 (Silvera y Mareque marcaron los tantos del Rojo), en la ida por semifinales de la Copa Sudamericana frente a Liga de Quito. En la vuelta, de local y con goles de Parra y Fredes, logró doblar el marcador a su favor y consiguió así el pase a la final de la Copa de la que se consagraría finalmente campeón.

 

Al año siguiente, en enero de 2011, Independiente recibió de local a Deportivo Quito, esta vez por la primera fase de la Copa Libertadores de ese año, partido en el que consiguió una victoria por 2 a 0, con tantos de Matías Deferico y Patricio Rodríguez. En la vuelta, el equipo ecuatoriano logró imponerse 1 a 0 en Quito, pero el resultado global favoreció al Rojo, quien pasó de ronda.

En esta competición, Independiente conformó el grupo 8, que se conoció como el “grupo de la muerte”. El Rojo volvió a enfrentarse a Liga de Quito, esta vez, sin suerte. La Liga Deportiva Universitaria aplastó al equipo de Avellaneda en la ida, por 3 a 0. En la vuelta, en condición de local, el Rojo y la LDU empataron en 1, con tanto de Leonel Núñez (Julián Velázquez anotó en contra). Estos resultados, sumados a los otros malos resultados dentro del grupo 8, impidieron que el equipo entonces dirigido por Antonio Mohamed logre el pase de ronda en esta competición.

Unos meses más tarde, en septiembre de 2011, el Rojo también disputó la Copa Sudamericana, ya con Ramón Díaz en el banco. En su debut volvió a verse las caras con Liga de Quito. Independiente cosechó una derrota en la ida en Ecuador. En la vuelta, en Avellaneda, no alcanzó con el tanto de Leonel Núñez para revertir la llave, quedando fuera de lo octavos de final de la Sudamericana 2011. Fue el último cotejo  frente a un equipo ecuatoriano que afrontó el Rey de Copas.