Fernando Gaibor dialogó con los colegas de Sportia sobre algunos episodios de discriminación que sufrió, luego de que Ariel Holan revelara algunos hechos por los que el ecuatoriano tiene dificultades en su adaptación.

En el comienzo, el futbolista soltó: “Traté de mantener lo sucedido en la interna. Pasé momentos muy feos y el técnico lo manifestó por el tema de la influencia que tiene esto en mi adaptación. No tengo problema en hablar sobre el tema. Trato de sobreponerme con trabajo a estas cosas”.

Con respecto a los episodios, declaró: “El taxista que me llevaba era hincha del club y veníamos conversando tranquilos. Cuando llegamos al peaje nos hicieron bajar y nadie sabía que pasaba. Tenía a un policía apuntándome con un arma, me gritó, me abrió la puerta y me hizo ponerme contra el taxi”.

En esta misma linea, añadió: “Yo le decía que era jugador de fútbol y me puse nervioso porque me estaba apuntando y en esos momentos cualquier cosa puede pasar. Me confundieron y no me dejaron hablar. Me preguntaron muchas cosas y el señor del taxi les dijo que yo era jugador de Independiente”.

Además, Gaibor relató: “Fui a la concesionaria de la esquina del Hotel Scala, pregunté los precios de los autos y me dijeron que solamente podía verlo si tenía la plata para comprarlo en el momento”.

Por otra parte, en relación a la manera en la que intenta sobreponerse, exclamó: “Trato de enfocarme en jugar que es lo que vine a hacer, pero lamentablemente cosas como estas influyen, yo acá estaba sólo hasta la semana pasada que llegaron mi esposa y mi hijo”.