Independiente derrotó a Boca por 1-0 y al finalizar el duelo, Juan Manuel Sánchez Miño, quien asistió a Martín Benítez en el gol, dialogó con la prensa y soltó:“Es un envión para lo que se viene”.

Al comenzar, resaltó que, pese a que el motivo de su ingreso no fue el mejor, se alegró por haber podido participar en la definición del único tanto de la noche: “Es una lástima el porqué de mi ingreso, que Bustos se lesione nos pone mal a todos y esperamos se mejore pronto”

Luego, analizando el encuentro explicó la intensidad con la que se jugó frente al conjunto Xeneixe: “Al ser dos equipos peligrosos los primeros minutos se usan para estudiar el juego. A medida que pasa el tiempo vas arriesgando más y a nosotros nos sirvió para ganar”.

Consultado por cómo logran adaptarse al cambio continuo de chip partido a partido, entendiendo que también cambian de competencia, Sánchez Miño dijo: “En la seguidilla de partidos es muy importante el partido anterior. Uno trata de adaptarse lo más rápido posible”.

“Buscamos tratar de mostrar al mejor Independiente. Hoy nos tocó eso. Pero más que nada hay que rescatar la voluntad de todos”, resaltó.

Por último, el mediocampista rojo se lamentó por los puntos perdidos en el campeonato: “Duelen los puntos que dejamos pasar porque sabíamos que este partido un día iba a llegar. Esperemos que el miércoles podamos ganarlo de vuelta”, cerró.