Este viernes Independiente trabajó en Villa Domínico por la tarde, en lo que fue el último entrenamiento antes del duelo del sábado con Temperley.

Aquellos que fueron convocados para el choque con el “Cele” realizaron trabajos tácticos y tareas de pelota parada, mientras que el resto del plantel llevó a cabo movimientos físicos y observaron algunos videos.

Luego de la jornada de trabajo, la delegación elegida por el entrenador se trasladó a la concentración en el Hotel Scala.