Lucas Pusineri se reunió este mediodía con Héctor Maldonado en Villa Domínico para definir su futuro pero aún no hay definiciones.

En lugar de comunicarle que la decisión es que no continúe como DT de Independiente, Maldonado adujo inconvenientes económicos para afrontar el contrato de Pusi, por lo que ahora el entrenador es quien debe decidir con su entorno si acepta una rebaja salarial.

En caso de que el técnico acepte la reducción económica, desde la comisión directiva buscarán otros argumentos porque la voluntad no renovarle el vínculo pero no se lo transmiten directamente.