Durante este mediodía se llevará a cabo una reunión entre importantes dirigentes de Independiente, el presidente Hugo Moyano estaría presente, emisarios del club Atlanta United de Estados Unidos y el representante de Ezequiel Barco para intentar cerrar la venta del jugador.

Luego de varias idas y vueltas, emisarios del club estadounidense llegaron al país decididos a llevarse a la joven joya de Independiente y para eso aceptaría cumplir con todos los pedidos hechos por el mandamás rojo que fueron doce millones de dólares limpios para el club por el 90% del pase, más dos bonos de 500 mil de la misma moneda en caso de cumplir determinados objetivos.

Cabe destacar que de los doce millones que recibiría Independiente en caso de que la transacción se realice, seis millones serían abonados en el acto, mientras que la otra mitad se daría a los 60 días.