El plantel profesional de Independiente trabajó en Villa Domínico este domingo por la mañana, pensando en el partido de vuelta con Santos.

Los futbolistas que fueron parte del enfrentamiento con Defensa y Justicia, realizaron ejercicios físicos en campo, mientras que el resto del grupo desarrolló movimientos tácticos en espacios reducidos y tareas de pelota parada.

Martín Benítez, que se recupera de una lesión muscular, llevó a cabo trabajos físicos de coordinación y velocidad.

El Rojo volverá a entrenarse el lunes en horario matutino y por la tarde partirá hacia Brasil para afrontar la revancha de los octavos de final de la Copa Libertadores.