Tal como lo dió a entender – aunque sin detallar – Ariel Holan en la conferencia de prensa después del partido frente a Rosario Central, un grupo de jugadores, en su gran mayoría de las divisiones inferiores, bajarán a entrenarse en el día a día con la reserva que dirige Fernando Berón.

Ante la llegada de los seis refuerzos que arribaron en éste mercado de pases, el entrenador decidió reducir la cantidad de futbolistas que trabajen con él y su cuerpo técnico, buscando dos cuestiones principalmente: trabajar con mayor comodidad y espacio a la hora de desarrollar los diferentes ejercicios del plantel profesional, que los jugadores juveniles no pierdan calidad de entrenamiento y puedan trabajar junto a la reserva con la misma comodidad e intensidad que el resto de los futbolistas, que por una cuestión lógica de cantidad y espacio no se estaba pudiendo realizar.

Más allá de ésta decisión, que parece a simple vista, un paso atrás de este grupo de jugadores, el cuerpo técnico de la Primera División está convencido que es lo mejor para ellos y se lo comunicó hoy después del entrenamiento en el predio que tiene la AFA en Ezeiza. En la misma charla Holan les manifestó que dos veces por semana se entrenarán con él y su grupo de trabajo previo al entrenamiento del plantel profesional para, de esta manera, seguirlos de cerca, monitorear sus estados futbolísticos y físicos y ver su evolución, para que cuando él lo considere necesario, alguno de ellos vuelva a tener la posibilidad de ser convocados a algún partido de la Superliga, sobre todo cuando Independiente comience su participación en la Copa Libertadores de América y se decida apelar a la rotación de futbolistas en el torneo local.

La idea del “profesor” es que de aquí a junio éstos jugadores tengan un seguimiento minucioso y en ese momento evaluar que jugador queda definitivamente con el plantel de 1° división, cuál futbolista deberá buscar continuidad en algún club a préstamo y cuál debería ser dejado en libertad de acción o bien negociar su salida con clubes interesados.

La decisión que en principio suena lógica y entendible puede también ser considerada que fue tomada fuera de tiempo, ya que algunos jugadores pudieron haber aceptado las distintas opciones que se presentaron de préstamos para continuar sus carreras en otros equipos, tales los casos de Rodrigo Moreira y Domingo Blanco, que rechazaron ofertas de San Martín de Tucumán y de Temperley respectivamente. Ya con el mercado local cerrado las opciones que puedan surgir para éstos jugadores tendrían que ser de aquellos mercados que aún permanecen abiertos.

Esta determinación fue tomada por el técnico del plantel profesional, Ariel Holan, y conversada y consensuada con el entrenador de la reserva y coordinador de las divisiones inferiores, Fernando Berón, quien a partir de ahora tendrá en cuenta a estos futbolistas para conformar el equipo que juegue el torneo de reserva que organiza la Asociación del Fútbol Argentino.

A continuación la lista de jugadores que a partir del jueves 1° de marzo se entrenarán con el plantel de reserva: Sergio Barreto, Rodrigo Moreira, Juan Di Lorenzo, Daniel Martínez, Christian Ortiz, Diego Mercado, Domingo Blanco, Ezequiel Denis, Mauro Molina y Gastón Togni.