Emanuel Mercado, delantero de la Reserva, pasó por el aire de Muy Independiente Radio y habló de su dura historia y su presente en el Rojo.

Repasando sus inicios, comentó: “Soy de Córdoba, jugué en novena división de Boca, luego pasé a Vélez y de ahí pasé a Newell’s. Quedé libre en Newell’s porque bajé el rendimiento tras el fallecimiento de mi mamá y papá. Eso me mató anímicamente”, y continuó: “Luego del momento angustiante que me tocó vivir, empecé con un psicólogo que me ayudó mucho pero mi novia y la familia de ella me dieron una mano tremenda”.

Con respecto a su llegada al Rojo, soltó: “A través de mi representante pude tener una prueba en Independiente y la pude aprovechar. De todo lo malo que me pasó, trato de sacar más fuerzas para poder triunfar. Quiero aprovechar esta oportunidad que me dio Independiente”, y sumó: “Cuando me enteré que estaba concentrado para el partido con Aldosivi, me puse a llorar. Estoy muy contento de estar en el Rojo, es un club enorme que me abrió las puertas de la mejor manera y eso no me lo olvido. Estoy muy feliz acá y no veo la hora de debutar en primera. Paso a paso, voy por buen camino gracias a Dios”.

Luego, Mercado reveló cuándo pensó en dejar el fútbol y cómo recuerda a su padre: “Cuando quedé libre en Newell’s pensé en dejar el fútbol. Aún siento que mi viejo me empuja para que me vaya bien. Él era un obsesionado por el deporte y quería que me vaya bien, por eso me pone más contento todavía”.

Por otro lado, ahondando en lo futbolístico, contó: “Me gustan mucho Agüero y Suárez. Son mis delanteros preferidos”, y cerró: “Siento que puedo dar una mano en Independiente, ojalá pueda tener una oportunidad y seguramente la aproveche. Holan se portó muy bien conmigo, me dijo que aproveche las chances que tenga y que esté tranquilo”.