Luego de la victoria en Brasil, Independiente retomó los entrenamientos este viernes por la mañana, de cara al duelo con Gimnasia.

Los jugadores que sumaron minutos ante Corinthians, desarrollaron tareas regenerativas, mientras que el resto del grupo trabajó pelota parada.

El Rojo se prepara para enfrentar al Tripero, con el objetivo de ganar para seguir peleando por clasificar a la próxima Copa Libertadores.