Pablo Moyano, vicepresidente primero de Independiente, dialogó con “Olé” y se refirió a la decisión de Ariel Holan de continuar al mando del plantel profesional, luego de su salida hace diez días.

Cerramos un año espectacular: dimos la vuelta en el ‘Maracaná’ y habrá técnico por muchos años. La gente explota de felicidad“, afirmó el hijo del Presidente, y agregó: “La continuidad de (Ariel) Holan era fundamental. Él fue quien transformó e este equipo en uno de los mejores de América”.

Además, recordó las sensaciones que tuvo tras la salida del entrenador y comentó: “Se caían todos los técnicos. Tuve más presión que (Ezequiel) Barco cuando pateó el penal contra Flamengo. La presión del hincha fue tremenda, es una locura lo que sienten por Ariel”.

Con respecto al episodio de inseguridad que sufrieron el entrenador y su familia, producto de un altercado con la barra brava, que motivó a tomar la decisión de dar un paso al costado, Pablo afirmó: “Vamos a hacer todo lo posible para que él esté tranquilo. La barra no tiene lugar en Independiente. La dirigencia le dará la seguridad que necesite”.

Al ser consultado por el proyecto integral que tendría en mente el DT y soltó: “Tiene una propuesta y quiere subir a muchos juveniles del club. Ese es el próximo desafío que va a plantear: promover a muchos pibes y consolidarlos“.