Una vez culminado el entrenamiento matutino de jueves que el plantel sostuvo en Villa Domínico, Maximiliano Meza fue el encargado de brindar su palabra en conferencia de prensa dentro del Centro de Alto Rendimiento. El mediocampista se refirió de lleno al triunfo por 2 a 1 en la primera final que el Rojo disputó ayer por la noche en el Libertadores, frente al Flamengo de Brasil por Copa Sudamericana.

“Estoy en un buen momento, cuando el equipo está bien todos mejoran en lo individual”, comentó al inicio de sus declaraciones el jugador y agregó: “Ojalá se nos de el gran objetivo” haciendo referencia a poder conseguir una nueva victoria en tierras brasileras y coronarse campeón.

En cuanto al partido que le espera a Independiente en el histórico Maracaná, Maxi Meza explicó a los medios: “El partido allá va a ser distinto. Acá nos costó y allá va a ser durísimo, veremos en estos días cómo plantear el partido.” Confirmó que el Rojo va a ir con la idea de volver a imponer su estilo de juego como lo viene haciendo hasta ahora “intentaremos neutralizarlos”, contó confiado el futbolista rojo.

Uno de los déficits del equipo son las jugadas de pelota parada, y en esto se explayó Meza al indicar que deben intentar conciliar un poco más de concentración: “En la semana lo trabajamos mucho y sabíamos que Flamengo tiene un buen juego aéreo”, el mediocampista de Independiente haciendo alusión al gol de Flamengo que sacudió la defensa roja anoche. También confesó que debido al desgaste general de los 90 minutos, hacia el final, se encontraban muy cansados: “Hicimos un gran desgaste, y no ayudó tampoco el nerviosismo que uno siente antes del partido”.

“El festejo de gol fue para mi hijo, y como no sabía donde estaba tiré besos para todos lados”, expresó Meza en conferencia. El autor del gol de la victoria vivió un momento único y destacó el acompañamiento de la gente que se hizo presente en el Libertadores: “Se nota en el ambiente que la gente disfruta mucho por el nivel que estamos teniendo (…) Me encanta venir a entrenar y estar con los compañeros, la pasamos muy bien”.

Al ser consultado por el escenario en donde se va a suceder la vuelta de la final, el mediocampista explicó: “Esperemos que el Maracaná no impresione. Es un estadio único y mítico. Estará lleno de hinchas y la presión existirá, intentaremos sacar a relucir la personalidad.” Y agregó “Hemos jugado en estadios de Argentina que también son imponentes y supimos manejar la situación”.