Alexander Barboza dialogó mano a mano con Sportia y se refirió a sus primeros días en Independiente, la idea de Beccacece y los objetivos del equipo.

En el comienzo, el defensor soltó: “Fueron unos lindos días para sumar entrenamientos. Si bien yo estaba entrenando, no es lo mismo hacerlo en un plantel que por mi cuenta. Estoy tratando de adaptarme lo más rápido posible. Jugué todo el amistoso con Arsenal y me sentí muy bien”, y sumó sobre Sebastián Beccacece: “Lo veo igual. Defensa y Justicia está catalogado como un equipo chico pero siempre intentó hacer lo que hace un equipo grande”.

Cuando se le consultó si toma esto como una revancha en un equipo grande, expresó: “Lo tomo como una oportunidad de que puedo hacer lo que hice en Defensa pero en un equipo grande. No sé si una revancha, es una oportunidad”.

Acerca de los torneos que disputará el equipo, señaló: “Yo voy a tratar de apoyar siempre a mis compañeros, al cuerpo técnico y al plantel en sí. Es una lástima que no pueda jugar Sudamericana así que mis energías van a estar en el torneo local y la Copa Argentina”.

Luego, Barboza contó una anécdota de su infancia que lo relaciona con Independiente: “Cuando tenía ocho o nueve años, era hincha del equipo que salía campeón, entonces en el 2002 era hincha de Independiente. Fue el último equipo antes de entrar a las inferiores de River, entonces cuando vine acá, mucha gente se acordaba de eso”.

Además, habló del apoyo de los hinchas: “Estoy agradecido porque la gente te hace llegar todo el tiempo el cariño y la bienvenida, eso al jugador le hace bien y le da ganas de devolver todo eso”, y agregó sobre el juego que prefiere la gente del Rojo: “Voy a tratar de hacer mi juego. Creo que si el técnico me pidió es por un tema de gustos o porque ve que puedo aportar algo. Estoy muy agradecido. Y seguramente la gente se va a sentir identificada con la idea de Sebastián. Ojalá la gente esté contenta con mi forma de jugar, soy un jugador alto que trata de ganar todo el tiempo y si hay que jugar, juego. Trato de hacer lo que el técnico pide. Al conocer la idea, quizás es una ventaja para entender los trabajos”.

Por otro lado, en relación al Libertadores de América, donde se disputó el amistoso con Arsenal, Barboza exclamó: “Es una cancha hermosa. Fue el primer estadio de un equipo grande que conocí después de River. Debuté contra Rafaela en Santa Fe y después fui a Independiente. Siempre dije que es el estadio más picante para jugar, la gente se hace sentir y al rival siempre le genera cierta duda”.