Juan Eduardo Eluchans pasó por Muy Independiente Radio y contó lo que significa Independiente en su vida y lo que le pasó cuando tuvo que enfrentarlo.

Repasando su carrera luego del paso por el Rojo, expuso: “Estuve 3 años en Europa. Me podía haber quedado más tiempo pero no se dio y ahí me fui a Universidad Católica, donde tuve un año muy lindo. Después vine a Banfield y Rafaela. En el primer año en Rafaela me fue muy bien. En el segundo y tercer año podía irme a Central pero estaba tranquilo en el club y puse sobre la balanza cuestiones familiares también”.

Luego, exclamó: “Mi sueño siempre fue volver a Independiente, pero nunca se dio. Retirarme en Independiente hubiera sido un sueño, pero las cosas no se dieron y me quedó una espinita en el corazón. Cuando Independiente peleaba el descenso y cuando estaba en la B, estuve buscando volver al club. Siempre quiero que le vaya bien”.

Además recordó cuando en el 2013, estando en Rafaela, tuvo que jugar contra el Rojo: “Pedí el cambio porque ya no aguantaba, estuve llorando en el vestuario. Desde antes no quería jugar, en la semana no sabía qué inventar”, y sumó: “Cuando te criás con la camiseta de Independiente, se genera un apego. Aunque juegues en otro equipo, siempre querés que le vaya bien al club”.

En relación a lo que fue su salida, soltó: “Me enteré por los medios que Falcioni no me iba a tener en cuenta. Nunca me imaginé eso. Me lo hubiese dicho y no había ningún problema”.

Con respecto a aquel equipo que comandaba Falcioni y la forma en la que jugaba, lanzó: “En el partido contra Boca me quería morir por como salimos a jugar. En esos partidos tenés que ir a matar o morir. Cuando jugás de igual a igual, la camiseta de Independiente se respeta”.

Por otro lado, nalizando el presente del conjunto de Avellaneda, Eluchans declaró: “Independiente se va a poner de pie de nuevo. Tiene un técnico que yo quiero mucho. Pusineri va a hacer todo lo posible para hacerle bien al club, tiene capacidad. Tenemos un grupo con el plantel del 2002 y siempre le damos fuerza. Creo que le va a ir bien, obviamente de la mano de los dirigentes y los jugadores”.

 

Al ser consultado por la poca cantidad de laterales izquierdos que sacó Independiente en los últimos 20 años, reflexionó: “Los laterales izquierdos son escasos. Creo que es cuestión de aprender, yo no era lateral nato. Son cosas que se trabajan en inferiores”.

En en el final, en cuanto a su presente y lo que aspira a futuro, “Estoy jugando en Guaraní. Había dejado el fútbol por dos años y ahora sigo. Me mantengo bien, entreno mucho. Tengo en mente ser técnico. Ya hice el curso y estuve seis meses en la quinta de AFA de Crucero del Norte. Fui ahí porque se iba a firmar un convenio con Independiente y como no se hizo, di un paso al costado. Ojalá pueda llegar a dirigir algún equipo profesional”.