Luego de la igualdad con River en la ida de los cuartos de final de la Copa Libertadores, Independiente retomó los entrenamientos en Villa Domínico pensando en el partido con Banfield por la Superliga.

Los futbolistas que jugaron frente al Millonario, desarrollaron ejercicios regenerativos en el gimnasio. Al mismo tiempo, el resto del plantel llevó a cabo movimientos físicos, trabajos tácticos y fútbol en espacios reducidos.

Braian Romero, con una sobrecarga en el isquiotibial derecho, realizó tareas físicas de forma diferenciada. Por su parte, Leandro Fernández, Francisco Pizzini y Gonzalo Rehak, continuaron con sus respectivas rehabilitaciones.

El grupo tendrá la última práctica en la tarde del viernes y luego, quedará concentrado en el Hotel Scala, a la espera del choque con el Taladro.