Nicolás Tagliafico fue el el otro integrante de la conferencia de prensa -al lado de Ariel Holan- luego de la victoria por la ida de la final de la Copa Sudamericana ante Flamengo, por dos a un, donde brindó su análisis del escollo, enfatizó en las cualidades del equipo y puso las miras en el partido de vuelta en el país vecino.

En primer término, el defensor destacó las virtudes del compromiso ante el elenco brasilero: “Practicamos tocar y tener la pelota. Creo que este va a ser el desafío en el ‘Maracaná’, jugar de la misma manera y no ceder tanto campo”.

Además, fue puntilloso en cómo se dio desarrollo el encuentro después del segundo gol del “Rojo”: “No sé si fue algo inconsciente. Cuando convertís, el rival trata de llegar con más gente, te va llevando más atrás y fue un error, porque ellos son peligrosos. Son cosas que hay que corregir. Cuando nos toca defender lo hacemos muy bien, o tratamos de hacerlo y lo hacemos los once, que es muy importante”.

También, explicó el por qué de la rotación de posición con Gastón Silva: “Era complicado. En el segundo tiempo, estábamos con una idea de juego en donde, después del segundo gol, al meternos atrás, Ariel (Holan) decidió meterme atrás para la comunicación y el orden. Nos exigimos, nos desgastamos y de central, a lo mejor, uno puede estar más fresco. No es lo mismo jugar mano a mano por banda, que ser central y poder hacer de libero”.

“Creo que el arbitraje fue pareo. Se pidió una sola vez el VAR, en la falta de (Fernando) Amorebieta. No hay que pensar mucho en el árbitro, sino más en lo nuestro”, reflexionó el capitán sobre la terna que ofició de juez y el estreno la tecnología en este certamen.

Sobre el final, demostró su sensación de estar en las puertas de lograr un título con el club: “Estamos a un paso, no va a ser fácil. Están todas las condiciones para que sea un partido extraordinario. Va a ser difícil, pero este equipo está preparado y vamos a ir a Brasil a sacar el mejor resultado para salir campeón”.