La CONMEBOL dio a conocer la sanción para Pablo Pérez por el conflicto que tuvo con el médico del antidoping.

Luego del encuentro frente a Independiente del Valle, el volante fue designado para realizarse el estudio de antidoping pero, en lugar de ir al sitio que correspondía directamente, quiso pasar por el vestuario para saludar a sus compañeros. A raíz de esto, además, protagonizó un entredicho con el médico de la Confederación Sudamericana de Fútbol.

Como consecuencia, al futbolista se le impuso una multa de 15 mil dólares que será descontada de los derechos de televisación o patrocinio que le corresponden al Rojo. Además, se lo advirtió de que en caso de reiterarse un episodio así, será considerado como situación agravante.

Afortunadamente, Pérez no fue suspendido y podrá estar presente el próximo martes en la revancha ante el conjunto ecuatoriano en Quito.