Luego de ser derrotado por penales ante un equipo de segunda división por la Copa Chile, Gabriel Milito presentó la renuncia al cargo de director técnico del O´Higgins. A pesar del intento del plantel y la dirigencia por revertir la decisión, el mariscal dio el portazó y cerró así su primera experiencia en el extranjero.

Minutos después de confirmada la noticia, el club trasandino emitió un breve comunicado dando a conocer “a nuestros socios e hinchas que esta noche, tanto nuestra institución como nuestro cuerpo técnico, de mutuo acuerdo, han decidido finalizar la relación contractual al mando de nuestro plantel de honor. Agradecemos al equipo de trabajo encabezado por Gabriel Milito, que durante este período se ha desempeñado en el club brindando su compromiso profesional y esfuerzo diario. A todos ellos, les deseamos éxito en su futuro laboral”.

O’Higgins se encuentra en el octavo lugar del Torneo Nacional con 23 unidades, a once del líder de la competición, Universidad Católica. De esta manera, Milito cerró su ciclo con el tercer equipo dirigido desde que se lanzó como entrenador.