Nicolás Domingo dialogó en exclusiva con Muy Independiente Radio sobre el presente del equipo, su compañero Barco, entre otros temas.

En sus primeras palabras se refirió a su alegría por ser parte de este plantel: “Me siento muy a gusto en el club. Cuando me tocó llegar dije que era un paso hacia adelante”.

“Nos dolió quedarnos sin Copa Argentina pero tenemos que enfocarnos en la Sudamericana”, manifestó.

Acerca de sus charlas con Ariel Holan dijo: “Me llamó en enero y me sedujo la propuesta pero no se pudo dar. Mi deseo era venir a Independiente. A cualquier jugador le gusta venir a un equipo que siempre es protagonista”.

“Estoy en un club donde hay promesas jóvenes y hay que saber acompañarlas. Los chicos se tienen que sentir respaldados”, mencionó.

Refiriéndose a la actualidad del primer equipo habló: “En todos los partidos hicimos méritos para ganar. Ayer en el primer tiempo podríamos haber sacado uno o dos goles de ventaja”.

“Nos cuesta cerrar los partidos y esa es una prueba más para el equipo. Ayer el equipo reaccionó, lo dio vuelta y se quedó con los tres puntos”, sostuvo sobre lo que Independiente tiene que corregir día a día.

Haciendo una comparación entre ligas opinó: “No creo que la nuestra se parezca a la de España. Allá hay una diferencia enorme, a veces de 6 o 7 goles, acá no es así”.

“Tiene 18 años. Yo cuando tenía 18 ni jugaba en primera. Hay que apoyarlo, tenemos un jugador muy importante. Confiamos en el pero hay que darle la responsabilidad justa. Debe equivocarse libremente en la cancha”, expresó en alusión a Ezequiel Barco.

También se explayó en referencia al partido que deberán enfrentar por Copa Sudamericana: “Para avanzar hay que ser inteligentes. Nacional es un equipo durísimo, se cierran bien y es difícil hacerle goles. Sabemos que hay equipos duros como Flamengo, Fluminense y Júnior pero no debemos ir más allá. Solo tenemos que pensar en nosotros”.

“Tuvimos una pretemporada rara, con partidos en el medio. Los parates sirven para trabajar, el calendario así lo demanda”, comentó por último.