Emiliano Rigoni recibió un permiso por parte de los dirigentes y técnico para ausentarse de los entrenamientos de ayer y hoy para pasar las últimas horas con su familia, ya que su representante, Juan Cruz Oller, le aseguró que antes del miércoles se terminaría de definir su traspaso al Zenit. Cabe destacar que, ante el estancamiento de las negociaciones con el club ruso, desde el Ajax de Holanda vuelven a la carga y en las últimas horas surgió el rumor de un posible interés del Nápoli de Italia.

Llegado el caso de que la venta de Rigoni si termina de caer, desde Independiente abortarán todas las negociaciones abiertas, casos de Nazareno Solís, Raúl Bobadilla, Esteban Rolón y Alejandro Chumacero.
En caso de que la transferencia se confirme, la prioridad será incorporar al delantero paraguayo Bobadilla. En cuanto a Solís, Boca tiene que cambiar radicalmente las condiciones económicas ya que Independiente está muy lejos de lo que el equipo de la Rivera pretende.

Por Chumacero, hoy no es la prioridad para Holan y llegaría sólo si se vende Rigoni. Por último, se complicó la incorporación de Gastón Silva, ya que Pumas pide cerca de un millón de dólares extra a modo de resarcimiento y desde la dirigencia aclararon que no están en condiciones de abonar ese monto sumado a los 1.600.000 u$s que iban a abonar por el pase del defensor uruguayo. Si los mexicanos no bajan las pretensiones, la operación no se realiza.