Cecilio Domínguez habló después de lo que fue la derrota de Independiente frente a Argentinos Juniors, por la Copa Superliga.

El paraguayo comenzó declarando acerca de las sensaciones que le dejó el encuentro: “No fue un partido tan bueno de nuestra parte, dejamos muchos espacios que Argentinos obviamente aprovechó. Hoy vamos a descansar y después a trabajar para lo que se viene, porque es algo muy importante para nosotros y no lo podemos dejar escapar”.

De cara a la revancha que se dará el próximo fin de semana, en condición de local, Cecilio soltó: “Siempre estamos con vida. Es lo lindo del fútbol, que no se sabe el resultado. A nosotros nos queda trabajar y pensar en el domingo”.

El extremo, que pudo anotar el descuento para el Rojo, opinó sobre la presión de marcar: “Me ganaba la ansiedad por hacer el gol, charlaba con mis compañeros que ya iba a llegar y hoy llegó. No sirvió para ganar pero sí para tener una chance”. Y en esta línea, continuó: “Uno siempre quiere hacer goles, creo que Independiente tiene mucha fe en mi y eso me gana también. Una de las personas que más me apoya en ese sentido es Silvio Romero, dentro y fuera de la cancha”.

Sobre el final, al ser consultado acerca de la polémica falta que sufrió por parte de Torrén, Domínguez declaró: “No la volví a ver, no hace falta. No quiero hablar de eso. Seguramente la vieron. Ya pasó, y ojalá que no vuelva a pasar de ninguno de los dos lados”.