Desde enero de 2018, gran parte de los cuestionamientos hacia Ariel Holan tienen que ver con los mercados de pases y los refuerzos que llegaron tras la consagración en la Copa Sudamericana.

Considerando esto, hacemos un repaso de los futbolistas que llegaron a Independiente a partir de ese momento y las lesiones que sufrieron hasta el presente.

Fernando Gaibor:

Llegó al elenco de Avellaneda en enero de 2018 y fue centro de distintas críticas por el bajo nivel que demostraba en la cancha.

Si bien no ha sufrido lesiones de gravedad, durante marzo padeció diferentes sobrecargas musculares que dificultaron y extendieron los plazos de su adaptación a nuestro fútbol.

Además, en septiembre del mencionado período, cuando todavía el público lo observaba con cierta duda, un traumatismo en la pierna izquierda se interpuso en su camino, provocando su ausencia en el encuentro frente a Tigre por la fecha 7 de la Superliga.

Silvio Romero:

Fue uno de los más cuestionados por su estado físico, sobre todo en el último tiempo. El historial de afecciones del Chino comenzó con una sobrecarga muscular del bíceps femoral derecho allá por agosto de 2018. A raíz de esto, se perdió el partido de ida contra Santos por la Copa Libertadores. Volvió a sumar minutos ante Defensa y Justicia, por el torneo local, ingresando en el complemento.

Casi dos meses después, el delantero fue una de las víctimas del accidentado encuentro con Patronato y salió de la cancha ni bien comenzó el segundo tiempo. Luego se confirmó que fue por una lumbalgia a la que, durante su recuperación, se le sumó una distensión muscular. Tras la fecha FIFA, fue al banco vs. Huracán pero no entró y, si bien en el medio participó de algunos amistosos, su regreso oficial a las canchas fue el 4/11 ante Argentinos Juniors, partido en el que jugó casi 70 minutos.

Ya en el 2019, durante la pretemporada, Romero sufrió un traumatismo de tobillo que le impidió ser parte del amistoso de verano con Gimnasia, pero sí fue de la partida frente a Talleres, en el primer cotejo oficial del año.

Sin embargo, su recuperación no había sido al 100% y su molestia desencadenó en una tendinitis de Aquiles. Tres días más tarde fue titular ante Unión (9/2) y se mantuvo en cancha por 60 minutos, pero su cuerpo le pasó factura por la exigencia a la que fue sometido. A raíz de esto, se ausentó del partido ante San Martín SJ y volvió a jugar en el clásico con Racing (23/2), donde entró en el segundo tiempo.

Los días que estuvo moviéndose de manera diferenciada en los entrenamientos, provocaron una baja en su estado físico, lo que llevó a que Ariel Holan decidiera que Romero desarrollara un plan de puesta a punto especial. Al ser consultado por el jugador, el DT afirmó que estaría disponible luego de la fecha FIFA, pero luego decidió ponerlo como titular en la visita a River (17/3) en el Monumental.

Gonzalo Verón:

El ex San Lorenzo tuvo poca participación en el Rojo, sobre todo por la gran competencia que había durante el 2018, encabezada por el gran rendimiento de Emmanuel Gigliotti. Ante las salidas del Puma y Leandro Fernández, y la merma física de Silvio Romero, se creía que Verón iba a tener más posibilidades este semestre, pero las lesiones le jugaron una mala pasada.

El 23/2, en el clásico con Racing, el delantero pidió el cambio por una molestia y luego se confirmó que padecía un esguince de tobillo. Si bien de recuperó de dicha lesión, no volvió a sumar minutos y actualmente se encuentra entrenando nuevamente de forma diferenciada por una lesión de grado 1 en el bíceps femoral.

Jonathan Menéndez:

Luego de jugar algunos minutos en el partido de ida frente a Millonarios (15/3/18), por Copa Libertadores, sufrió una distensión del bíceps femoral de la pierna derecha, motivo por el cual se perdió los dos duelos con Corinthians. Fue al banco en la revancha con el elenco colombiano pero no ingresó.

Al igual que Verón, tuvo poca participación por la competencia que tenía en el puesto. Se fue al Al Rayyan a sumar rodaje pero regresó anticipadamente al Rojo. A comienzos de este año, lo quisieron desde el Toronto (MLS) y cuanto estaba todo dado para que sea transferido, Holan pidió que se quede. Sin embargo, tampoco ha tenido demasiada insidencia en lo que va del semestre.

Guillermo Burdisso:

Hoy por hoy, para Ariel Holan es uno de los titulares de la zaga central, pero ha tenido varias lesiones que hicieron que su rendimiento sea irregular.

Durante el segundo semestre del 2018, padeció distintas sobrecargas musculares que hicieron que se pierda el partido ante Brown de Adrogué por Copa Argentina y luego, los encuentros con Tigre, River (Libertadores) y Patronato.

Este año, tras ser titular en varios partidos, se retiró con molestias en el choque con el Millonario en el Monumental y al realizarse los estudios correspondientes, se le descubrió un desgarro en el aductor que lo marginó de los duelos con Vélez, Binacional y Rosario Central. Ya se encuentra recuperado y a disposición del entrenador.

Francisco Silva: 

El chileno era la gran apuesta de Ariel Holan para el mediocampo pero su físico le impidió cumplir con las expectativas que había sobre él.

En septiembre del año pasado, se perdió los partidos con Brown de Adrogué y Colón por una distensión de grado 2 en el ligamento lateral interno de la rodilla derecha. Jugó 45 minutos ante River por la copa, pero luego continuó con su  puesta a punto y estuvo ausente frente a Banfield y Tigre. Regresó en la revancha con el conjunto de Núñez.

Un mes más tarde, fue uno de los tantos afectados que dejó el encuentro con Patronato. Sufrió un esguince en la rodilla derecha, por lo que no disputó los cotejos con Atlético Tucumán (28/10), Argentinos Juniors (4/11) y Belgrano (11/11 – fue al banco pero no ingresó). El 26/11, ante Lanús, entró en el segundo tiempo.

Durante la pretemporada de enero del corriente año, tuvo una sobrecarga en el aductor que lo obligó a moverse de manera diferenciada algunos días y a fines de marzo, padeció una distensión en el isquiotibial de la pierna izquierda. Ni siquiera fue convocado para el partido con Vélez y  fue al banco ante Binacional (Sudamericana) y Rosario Central, pero no sumó minutos.

Pablo Hernández:

El Tucu también terminó tocado tras el partido con Patronato (6/10). Una contractura en el gemelo le impidió disputar el juego con Huracán (21/10) y ante Atlético Tucumán (28/10) solo participó de algunos minutos.

Luego, en diciembre, se perdió el último partido del semestre -frente a Godoy Cruz-, por una sobrecarga en el gemelo.

Ezequiel Cerutti:

El Pocho sufrió su primera lesión en Independiente en septiembre del 2018. Tras disputar un tiempo del partido con Estudiantes, padeció una leve distensión en el ligamento lateral interno de la rodilla derecha, pero una semana después pudo jugar frente a Brown de Adrogué.

Durante la pretemporada de este año, la intensidad de los entrenamientos lo llevaron a fatigarse y se ausentó del choque con Unión de Santa Fe. Regresó ante San Martín de San Juan, cotejo en el que ingresó desde el banco.

Por un traumatismo de tobillo y una posterior sobrecarga muscular, no fue de la partida ante Atlas por Copa Argentina, Aldosivi, River y Vélez. Tampoco participó de los choques con Binacional, por Copa Sudamericana, ni Rosario Central, a los que fue convocado pero permaneció en el banco.

Por último, si bien ya no está en el Rojo, Braian Romero fue otro de los futbolistas que llegó de la mano de Ariel Holan post cambio de cuerpo técnico, pero sus ausencias en el campo de juego tuvieron más que ver con motivos futbolísticos que físicos. El ex Argentinos Juniors sufrió una sobrecarga del isquiotibial derecho en septiembre del 2018, lo que llevó a que ni si quiera sea convocado para el partido con Banfield (22/9). Una semana después, volvió a sumar minutos contra Tigre.