Sergio Vittor, hombre que supo militar en las filas de Independiente, volverá a enfrentar a su ex club, esta vez con los colores del máximo rival, cuando se abra el telón de una nueva edición del “Clásico de Avellaneda”, el día sábado a las 21:30 hs, con el arbitraje de Germán Delfino.

El hombre oriundo de La Plata, sabe lo que es ponerse la roja. De hecho, sus inferiores las realizó en Villa Domínico, lugar que lo cobijó y formó en materia futbolística. Debutó en la doceava fecha del Apertura 2008, en la derrota por la mínima ante Tigre.

Sin embargo, el cúmulo de cotejos que el esperaba tener y el rodaje de minutos fueron escasos en sus primeros años, con lo que salió a préstamo al MSK Zilina de Eslovaquia, en donde fue campeón dos veces. Regresó y cayó la ficha de que su futuro ligado a este deporte estaba lejos de las inmediaciones del “Libertadores de América”.

Pasó por Gimnasia y Esgrima de La Plata, Argentinos Juniors, Atlético Rafaela y Banfield, antes de recalar en Racing en enero del 2016, tras comprarle la “Academia”, al “Taladro”, el cincuenta por ciento de su ficha por un total de 1.500.000 dólares. “No me influye en nada, fue hace muchos años”, soltó apenas firmó su contrato en la sede de Bartolomé Mitre 934, sobre su pasado en la vereda de enfrente.

En total, con nuestra camiseta, disputó 29 cotejos y no convirtió ningún tanto. En el lomo cuenta con dos derbys, vistiendo la casaca albiceleste: Uno con victoria, 3-0 en la temporada 2016/2017, y otro con derrota en el antecedente más próximo, por 2-0.