Emiliano Papa y Gastón del Castillo pasarán a ser rivales de su ex club, cuando vistiendo los colores de Arsenal enfrenten a Independiente, por la duodécimo fecha de la Superliga, el sábado a las 21:30 con el arbitraje de Fernando Beligoy, en el estadio Julio Humberto Grondona.

Gastón es hijo de la casa. Uno de los dos hermanos de Sergio Agüero realizó las formativas en el “Rojo” y llegó a la primera división en el año 2016, de la mano de Mauricio Pellegrino, con quien fue la banco de suplentes en el encuentro por la onceava jornada del torneo local, en donde su equipo venció a Vélez 2-0.

Sin embargo, su debut sería un par de jornadas más tarde. En la decimotercera ronda, saltó desde el lugar desde los sustitutos al campo de juego, reemplazando a Leandro Fernández, y jugó poco más de 15 minutos en la derrota por la mínima ante San Lorenzo, en el “Libertadores de América”.

A pesar de la carga emocional y futbolística depositada sobre él por su enlace familiar con el “Kun” no tuvo mucha más acción y se marchó al Cádiz de España en donde terminó jugando para la filial. A mediados del corriente año, y por pedido expreso del entrenador, se mudó a préstamo, por un año, a Sarandí.

Papa, en cambio, llegó ya experimentado a Avellaneda. A sus 32 años rescindió contrato con Vélez y posó con la camiseta al lado de Hugo Moyano, simbolizando su vínculo con la entidad que lo unió por dos años.

En el primer partido del Torneo 2015 tuvo su bautismo y fue con sonrisa, ya que el “Rey de Copas” venció a Newell`s por 3 a 2 en Rosario. Pese a esto, la suerte y los rendimientos no fueron los esperados y, un año después, rescindió su contrato, pasó por Tigre, y en el mercado invernal de este calendario se sumó al “Arse”.

En total, el ex Rosario Central, entre otros, disputó 18 cotejos con nuestra camiseta y no convirtió ningún gol.