Independiente volvió a la victoria y derroto por 2-0 a Argentinos Juniors en condición de visitante, en un partido chato y sin mucho juego.
Los primeros 10 minutos fueron imprecisos y sin acciones claras de gol.

El “Bicho” buscaba un ataque directo y frontal saltando líneas, mientras que los de Pusineri solo eran punzantes cuando agarraban la pelota
Roa o Velasco y hacían jugadas combinadas entre ellos.

La mejor fue para el visitante, y justamente, el primer grito del encuentro. Error decomunicación entre Elías Gómez y Quintana para que Menéndez encare y fusile al arquero de Argentinos.

A partir del gol, el conjunto de Avellaneda, se sintió confiado y pudo mejorar la pelota con mayor tranquilidad y justificar la victoria parcial.

Lo último destacado de ese primer tiempo fue una mala. Benavidez sufrió un fuerte dolor en su rodilla derecha y tuvo que salir para el ingreso de Lucas González.

En el segundo tiempo el local arrancó empujando y dominando el balón, y encima Pusineri sufrió otra baja. Alan Franco salió lesionado para la entrada de Barreto.

Se veía un Independiente metido atrás y así fue como a los 20 minutos el local tuvo la situación de mayor riesgo (con la media vuelta de Coronel que pegó en el palo) y parecía que los de Dabove podían estar cerca del empate. Pero 5 minutos después La defensa del “Bicho” se volvió a equivocar, y de una mala salida robada por Roa, “Saltita” puso un pase en profundidad y Velsaco definió entre las piernas de Chavez y marcar el 2-0 que liquidó el partido.

Argentinos siguió insistiendo por el descuento con centros y remates desde afuera pero sin lastimar el arco de Sosa, que tuvo poco trabajo.
Así fue como culmino el partido e Independiente ganó luego de dos derrotas consecutivas; sin mucha claridad pero con un triunfo que sirve para lo anímico.