El volante ofensivo de Independiente Ezequiel Barco sostuvo que”Jamás había imaginado salir campeón” con la camiseta del club donde se formó, tras el empate frente a Flamengo, anoche, en el estadio Maracaná de Río de Janeiro. Lugar donde el club de Avellaneda conquistó la Copa Sudamericana.

El héroe de esta doble final, siendo el ejecutor de sendos penales en cada partido con solo 18 años  reconoció: “En las dos ocasiones tomé la pelota con confianza para patear los penales y así los pude convertir para ayudar a esta conquista”.

“Para mí fue muy importantes ganar la Copa porque me formé en la cantera del club, en la pensión y esto me emociona muchísimo”, dijo quién practicamente  se despidió del “rojo” de Avellaneda porque en los próximos días se podría concretar su traspaso al Atlanta United, que dirige el argentino Gerardo Martino en la MLS (Major League Soccer).

El club de los Estados Unidos desembolsaría los 12 millones de dólares limpios que pretende Independiente y el pago se formalizaría con el pago al contado del 50 por ciento y el saldo en tres cuotas durante el próximo año.