Juan Manuel Sánchez Miño pasó anoche por los micrófonos de “De la cuna al infierno” y además de hablar de la victoria ante Atlas por Copa Argentina, analizó lo que le resta al Rojo por superliga y cómo será su futuro en el club.

“Nunca se debe subestimar a un rival de Copa Argentina, la victoria parece obligada pero hay una diferencia enorme entre ganar o perder. Tuvimos la suerte de abrir rápido el marcador, ellos eran un equipo aguerrido pero nosotros salimos decididos a hacer nuestro juego. El equipo siempre sabe a lo que juega y eso es importante a la hora de salir al campo de juego”, fueron sus primeras declaraciones al ser consultado sobre la victoria del pasado miércoles.

Para continuar, el lateral izquierdo se refirió al momento deportivo que atraviesa Independiente en la Superliga y expresó: “Nosotros siempre nos exigimos a nosotros mismos, hablamos qué es lo que podemos mejorar, qué le falta al equipo. Independiente es un examen constante donde la exigencia es diaria y cada uno de nosotros lo sabe; cuando los resultados no se nos dan duele pero en ningún momento está en juego nuestro profesionalismo, debemos seguir trabajando, es la única manera de revertir las cosas” y agregó: “Nos acompañamos y apoyamos en todo momento, ahora que los resultados no se dan considero que lo mejor es agachar la cabeza y en silencio seguir trabajando porque a la larga eso se va a notar”.

Además Miño fue consultado sobre su vuelta a la titularidad y la competencia que mantiene con Gastón Silva por el puesto y afirmó: “A todos nos gusta jugar, para eso nos entrenamos y cuando no nos toca duele, yo siempre espero mi momento, ahora que me ha tocado jugar lo hice con las mismas ganas de siempre. Más allá de las decisiones que tome el técnico uno debe estar siempre listo y la confianza no puede ser una excusa para justificar el rendimiento”.

Para culminar el ex Estudiantes y Boca analizó su futuro y expresó sus deseos de continuar en el club: “Estoy hace 3 años acá y estoy muy contento, quiero lo mejor para Independiente. Sé que se han hablado muchas cosas y en cada mercado de pases ante la incertidumbre uno se pone ansioso pero aún me queda un año de contrato y ya hemos empezado a hablar, creo que todo se va a solucionar y llegaremos a buen puerto”.