Pablo Hernández habló en De La Cuna Al Infierno sobre su llegada a Independiente y la adaptación a sus nuevos compañeros.

En el comienzo, el volante hizo referencia a la preparación para la temporada: “La pretemporada siempre termina de hacer una buena base para lo que viene. Se empieza desde esto, son los cimientos para un buen año. Es importante el físico y de a poco se va a agarrando lo que es el juego con pelota”.

Con respecto a sus características de juego, comentó:  “Trato de mantener lo que es la línea central y poder llegar a la segunda pelota o al rebote para recuperar. También terminar la jugada de la mejor manera y que no nos agarren de contra. Es responsabilidad nuestra”.

Al ser consultado por el club que se encontró en su arribo, el Tucu declaró: “Me terminé yendo en el 2013 de Argentina, que Independiente no estaba bien y lo sabían todos. Hoy lo encuentro en un gran nivel futbolístico, el club se lo ve muy bien. La gente y la disposición me han hecho sentir muy bien. Me encuentro con un Independiente como último campeón de la Copa Sudamericana. Me siento muy ilusionado. Cuando me dijeron no dudé en venir”.

Por otro lado, el ex Celta de Vigo expresó: “Se nota que el profe Holan sabe y va a sacar lo mejor de cada jugador en la posición que él considere. Tiene una idea y cree en lo que él ve de fútbol. Si nosotros captamos rápidamente lo que quiere va a ser mucho más fácil para nosotros jugar”.

Y sumó en esta misma sintonía: “El equipo se está poniendo a punto en lo que quiere el DT. La idea de juego la tiene implementada y juega muy bien al fútbol”.

Por último, pensando en el primer duelo oficial que deberán afrontar, expuso: “Los de la Copa Argentina son partidos más difíciles. Uno sabe lo que se juegan los que vienen más de abajo, que es un partido único para ellos y muchas veces el que queda perjudicado es Independiente. Es importante tomarlo con seriedad”.