El “Rojo” volverá a enfrentar al “Millonario” en un certamen internacional cuando este miércoles, desde las 19:30 hs, con el arbitraje de Wilton Sampaio, empiece a rodar la pelota en el “Libertadores de América” por la ida de los cuartos de final de la Copa Libertadores. En “Muy Independiente” repasamos la estadísticas entre ambos.

La historia indica que sobre un total de 21 enfrentamientos, la “banda” ganó nueve, empataron 10 veces y apenas en dos oportunidades triunfó el “Rey de Copas” a nivel continental.

El primer peldaño de esta cadena de escollos lo encontramos en el máximo certamen internacional de nuestro continente, en 1966. El 12 de abril fue empate 1 a 1 en Avellaneda. Luego de quedar igualados en la fase de grupos, con ocho unidades cada uno, el desempate quiso que el elenco de Núñez acceda a la final que, posteriormente, perdería ante Peñarol de Uruguay.

El “diablo” sólo pudo derrotar a este rival en dos oportunidades. La primera fue en 1987, con el marcador por dos a uno, en un triangular por las semifinales. La segunda ocurrió en 1990. Carlos Alfaro Moreno decretó el 1 a 0 final en la “doble visera”.

En los mano a mano las “gallinas” obtuvieron su pase a la siguiente instancia en cuatro oportunidades. La ya mencionada Semifinal de 1966, una en 1976, otra cuartos de final del ’78 y la más reciente en 2003, por los octavos de final de la Copa Sudamericana.

¿El dato favorable para los de Alsina y Bochini? Fue la gesta obtenida en la Supercopa de 1995. El equipo dirigido por Miguel Ángel López empató primero 2 a 2 como local y, tras mantener la igualdad de visitante, accedió a la final tras ganar en la tanda de penales, por 4 a 1.

Claro, esto significó la antesala a conseguir dicha copa ante el Flamengo, de visitante, en el primer capítulo de la saga que llamamos: “Maracaná”.