En el primer partido del verano, Independiente cayó ante Gimnasia por 5-3 en la etapa de penales, luego de empatar sin tantos en el tiempo regular.

Para este primer encuentro, Ariel Holan presentó una alineación con mayoría de suplentes, dándole la posibilidad a los juveniles de mostrarse y a los refuerzos, de jugar sus primeros minutos con la casaca roja.

Tanto Emanuel Britez como Braian Romero estuvieron presentes desde el comienzo del encuentro y el primero, pudo completar la totalidad del mismo. El ex Argentinos Juniors, por su parte, fue reemplazado por Molina a los 85 minutos de juego.

Si bien aún les falta adaptarse totalmente al resto de sus compañeros, pudieron demostrar algunos movimientos e incluso, Britez fue uno de los jugadores que marcó en la tanda de penales. La más destacada de Romero fue una asistencia en la etapa final del partido, que Lucas Albertengo no logró definir con claridad.