El fútbol argentino se tiñe de gris luego de darse a conocer la triste noticia del fallecimiento de Rubén Galván; Campeón del Mundo en 1978 y una de las grandes glorias que supo tener Independiente.

El “Negro” nos dejó a sus 65 años pero estará en nuestra memoria por siempre. Ganador de 4 Copas Libertadores, 3 Interamericanas, 1 Intercontinental y tres torneos locales, supo defender los colores del Rey de Copas como pocos. Además, se consagró Campeón del Mundo jugando con la Selección Argentina en 1978.

Defendió nuestra camiseta entre 1971 y 1980, fue Capitán y posteriormente -antes de su retiro a los 27 años- tuvo un breve paso por Estudiantes.

En 2007 Galván debió someterse a un trasplante de hígado luego de padecer Hepatitis C. La última aparición en público fue en la antesala del choque entre Independiente y Rosario Central. Esa noche, junto a otras grandes glorias del club y el actual plantel, celebraron en el Libertadores de América la obtención de la Copa Sudamericana 2017.

El mundo Independiente despide a un gran luchador, a un gran campeón dentro y fuera de la cancha… Gracias por todo Negro…