Este viernes, el medio peruano Líbero vinculó al delantero Paolo Guerrero con el Rojo. Según lo que pudo averiguar Muy Independiente, parece un sueño más que una realidad. Te contamos los motivos.

Luego de disputar la Copa del Mundo con su selección, el jugador de 34 años se encuentra definiendo su futuro ya que el 10 de agosto vence su contrato con el Flamengo. Es real que Independiente preguntó por el jugador pero, ¿por qué es casi imposible que sea refuerzo?

 

No puede jugar la Copa Libertadores

El “Depredador” ya fue inscripto por Flamengo para disputar la actual competencia y según el artículo 59 de CONMEBOL, no puede ser anotado por otro club.

 

La sanción sin definición

Paolo Guerrero deberá seguir cumpliendo su sanción por dopaje. Cabe recordar que la sanción se encuentra en suspenso gracias a la medida cautelar del Tribunal Federal Suizo.

 

La cuestión económica

El contrato del jugador estaría dentro de los más altos del fútbol local – un esfuerzo que Independiente haría por lo que genera – y además, por su fichaje el club deberá desembolsar por lo menos 5 millones de dólares.

 

El último de los motivos es que, aunque no lo descarta, jugar en Argentina no es su prioridad. La intención y la gestión se inició porque a Holan – como a cualquier DT – le seduce la talla del jugador pero a esta hora son nulas las posibilidades para que se pueda dar.

 

 

Escuchá todo lo que hablábamos hoy en Muy Independiente Radio: